inmunesistema inmune y nutricion

La nutrición y el sistema inmunológico

El bienestar y la salud se han convertido en la prioridad número uno para las familias y, cuando se trata de prevenir enfermedades, es indispensable que el sistema inmunológico de los pacientes se encuentre fuerte. Recordemos que la manera en la que el sistema inmunológico logra proteger al organismo es porque está conformado por células especializadas que combaten cualquier lesión y contrarrestan el estado de inflamación que se genera con ellas.

Existen diversos estudios donde señalan que la dieta y factores como la edad o el estilo de vida pueden generar o disminuir la respuesta inmunológica. De tal forma que es necesario valorar si la alimentación de nuestros pacientes la afecta positiva o negativamente, evaluando la calidad de la misma respondiendo la siguiente pregunta:

¿Cómo podemos favorecer el correcto funcionamiento del sistema inmunológico a través de los alimentos?

Es básico recomendar hábitos positivos para cumplir las reglas de una alimentación correcta, realizar actividad física con regularidad, tener una rutina de descanso adecuada donde se procure tener sueño reparador y no olvidemos la correcta hidratación.

Un dato por considerar es que la disponibilidad de nutrimentos es variable, en especial cuando el paciente presenta una respuesta inmunológica, por lo que aumenta la demanda de células inmunes que son altamente metabólicas. Configuraciones específicas del metabolismo de una enfermedad podrían explicar la disfunción del sistema inmunológico que sufren las personas con enfermedades crónico-metabólicas.

A través de los diferentes nutrimentos se busca ayudar a los pacientes a mantener su sistema inmunológico en condiciones óptimas. Gracias a las investigaciones hoy en día, se tienen localizados algunos nutrimentos y compuestos bioactivos que tienen una estrecha conexión con la respuesta inmunológica ante diversas enfermedades.

Algunas vitaminas y minerales que fortalecen el sistema inmunológico son:

  • Vitamina A: Promueve el desarrollo y protección de la piel y mucosas, las cuales son la primera línea de defensa contra infecciones. El ácido retinoico participa en la división, crecimiento y diferenciación de glóbulos blancos. Su deficiencia debilita las defensas del organismo y aumenta el riesgo de tener infecciones en vías respiratorias. 1,2,3

  • El Ácido ascórbico, comúnmente llamado vitamina C: Influye en la producción y la función de los leucocitos, como los neutrófilos, linfocitos y macrófagos. Diversos estudios han demostrado que aumenta las capacidades de destrucción microbiana de los neutrófilos y ayuda a producir linfocitos B y T.4

  • Vitamina D: Es necesaria para responder a las infecciones porque ejerce un efecto regulador en la liberación de citocinas, péptidos antimicrobianos y acción antinflamatoria.4

  • Vitamina B12: Mantiene el buen funcionamiento de las células de defensa y protege la barrera intestinal para impedir el paso de sustancias dañinas para el organismo. Está relacionada con las células Natural Killers (NK).5

  • Vitamina B1, B2, B3: Desempeñan un rol clave para la salud digestiva e inmunológica. la B1 es esencial para el buen funcionamiento del corazón, músculos y sistema nervioso, la deficiencia de vitamina B2, disminuye la capacidad de los macrófagos para unirse a los microorganismos y la B3 ayuda a mantener nuestro sistema nervioso y el aparato digestivo funcionando correctamente. 5,6

  • Ácido fólico o vitamina B9: Su deficiencia puede provocar una disminución en la formación de nuevas células inmunes y en la producción de anticuerpos. No solamente participa en la buena función de las células NK, sino que también está involucrada en la adecuada respuesta de los anticuerpos frente a los antígenos que deben atacar.1,6

  • Zinc: Es necesario para la función normal de las células que median en las respuestas inmunitarias tanto innata (neutrófilos, macrófagos y “natural killers”) como adaptativa (células T y células B), alterando su maduración y función. 4.7

  • Hierro: Es esencial para el crecimiento de las células del sistema inmunológico que ayudarán a combatir el efecto de los agentes que causan infecciones. Su déficit daña a las células NK, resultando en inflamación y complicaciones inmunes, por ejemplo, un menor recuento de los leucocitos y reducción en su capacidad para neutralizar patógenos, siendo los linfocitos los más afectados, pues este tipo de glóbulos blancos son los que permiten que el cuerpo recuerde y reconozca invasores previos, ayudando a destruirlos.

Las fuentes de alimentos para estos nutrimentos son variables y será importante considerar los requerimientos de cada persona para hacer una recomendación.

La avena, es un cereal que además de aportar energía, proteínas y fibra es fuente de varias vitaminas y minerales mencionadas anteriormente, hoy en día, existen opciones como la avena Quaker® 3 minutos® que contiene 9 vitaminas y minerales (Vit. A, B1, B2, B3, B9, B12, hierro, zinc, calcio) específicamente adicionadas para ayudar a reforzar el sistema inmunológico, lo que la convierte en una gran opción para incluir en los planes de alimentación de sus pacientes, aquí te dejamos 3 opciones de cómo hacerlo:

Omellete tricolor de avena Quaker® 3 minutos ® (1 porción)

Ingredientes: 3 claras de huevo, 1⁄2 taza de avena Quaker® 3 minutos®, 1⁄4 de taza de pimiento verde, 1⁄4 de taza de pimiento rojo, 1⁄4 de taza de cebolla cocida, pizca de sal, 1⁄2 cucharadita de aceite vegetal para cocinar

Preparación:

  • En un recipiente bate los huevos; agrega la avena junto con las verduras y la sal, y revuelve nuevamente.

  • Vierte el aceite para cocinar en el sartén y calienta a fuego medio durante 1 minuto.

  • Agrega la mezcla en el sartén y cocina a fuego medio hasta que la mezcla comience a cuajar en la parte inferior, después da la vuelta y cocina por el otro lado.

  • Una vez cocidos los dos lados, retira con cuidado con una espátula plana y sirve.

***Esta receta preparada como se indica aporta 20g de proteína, 9g de fibra y es una excelente fuente de hierro (67% VNR), zinc (83%VNR), selenio (59 % VNR), vitamina C (100%VNR), ácido fólico (32% VNR) y vitamina B12 (28% VNR), además es fuente de vitamina A (11% VNR) y vitamina E (10% VNR) que pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico de tu paciente.

avena

Licuado de plátano y cacahuate con avena Quaker® 3 minutos ® (1 porción)

Ingredientes: 1 tza. de leche descremada, ¼ avena Quaker® 3 minutos®, 1 cda de cocoa en polvo sin azúcar añadida, 1 cda. de cacahuates naturales sin sal, ½ pza de plátano y hielo al gusto.

Preparación:

  • Añade todos los ingredientes a la licuadora, licua hasta obtener la consistencia deseada.

***Esta receta preparada como se indica aporta 15 g de proteína, 7 g de fibra y es una excelente fuente de hierro (46% VNR), zinc (54%VNR), selenio (22% VNR), ácido fólico (20% VNR), vitamina B12 (70% VNR), vitamina A (26% VNR) y vitamina D (29% VNR) que pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico.

avena quaker

Avena Quaker® 3 minutos® reposada con manzana y zanahoria: (1 porción)

Ingredientes: ½ tza de leche descremada, ¼ tza de avena Quaker® 3 minutos®, 1 cda de chía, ½ tza de zanahoria rayada, ½ manzana en cubos, 1 cdta de miel, 1 cdta de vainilla y canela al gusto.

Preparación:

  • Vierte la avena, la canela, chía, el extracto de vainilla, la miel, la zanahoria rayada y la leche en un recipiente y mezcla hasta integrar. Coloca en el refrigerador toda la noche. Al día siguiente, añade la manzana en cubitos y añade un poco más de canela al gusto.

*** Esta receta preparada como se indica aporta 10 g de proteína, 8 g de fibra y es una excelente fuente de hierro (38% VNR), zinc (46%VNR), vitamina B12 (40% VNR), vitamina A (38% VNR) y además es fuente de ácido fólico (13% VNR) y vitamina D (14% VNR), que pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico.

avena 3 minutos

REFERENCIAS:
  • Ertesvag A. et al. Retinoic acid stimulates the cell cycle machinery in normal T cells: involvement of retinoic acid receptor-mediated IL-2 secretion. J. Immunol. 2002; 169:5555–5563.

  • Dawson H. D. et al. Direct and indirect effects of retinoic acid on human Th2 cytokine and chemokine expression by human T lymphocytes. BMC Immunol. 2006; 7:27.

  • Ross A. C. Vitamin A and retinoic acid in T cell-related immunity. Am J Clin Nutr. 2012; 96(5):1166-1172.

  • Aguilar B. Micronutrientes: reguladores del sistema inmunológico y su utilidad en COVID-19. Innovare [Internet]. 30 de abril de 2020 [citado 10 de agosto de 2022];9(1):39-45.

  • Mazur-Bialy A. L. et al. Riboflavin deprivation inhibits macrophage viability and activity - a study on the RAW 264.7 cell line. Br J Nutr. 2013; 110(3):509-514.

  • Kjer-Nielsen L. et al. MR1 presents microbial vitamin B metabolites to MAIT cells. Nature. 2012; 491(7426):717-723.

  • Sonnweber T, Boehm A, Sahanic S, Pizzini A, Aichner M, et al. (2020) Persisting alterations of iron homeostasis in COVID-19 are associated with non-resolving lung pathologies and poor patients' performance: a prospective observational cohort study. Respir Res. 21(1), 276.

  • IMÁGENES: Quaker LATAM. Nutrición y Salud [Internet].2022.Disponible en: Nutrición y Salud | Quaker Mexico.

PRUEBA NUTRIFY Y TRANSFORMA TU CONSULTA DE NUTRICION
REGISTRARME GRATIS
TE RECOMENDAMOS LOS SIGUIENTES ARTICULOS

El cuadro dietosintético como herramienta para la elaboración de planes de alimentación

Continuar leyendo

Alimentación emocional durante el COVID 19

Continuar leyendo

Microbiota: Alimentos con probióticos y cómo comerlos

Continuar leyendo
ayuda