¿Te preocupa estar promoviendo la cultura de la dieta?

¿Te preocupa estar promoviendo la cultura de la dieta?

Alejandra Huerta Arreola

Seguramente como profesional de la nutrición estás al tanto de las propuestas de abordaje distintas a los planes de alimentación restrictivos, bajo la premisa de que las intervenciones centradas en el peso han demostrado poco o nulo efecto en la salud de las personas con sobrepeso u obesidad en el mediano y largo plazo; y que por el contrario, sí pueden tener consecuencias negativas tales como contribuir a la insatisfacción con el cuerpo, propiciar reganancias en el peso con disminución de la tasa metabólica, desarrollar una relación inadecuada con la comida o incluso trastornos de la conducta alimentaria. Ante el gran fracaso de los “tratamientos tradicionales”, basados en el déficit calórico como estrategia para reducir la masa corporal, recientemente han ganado popularidad diversos enfoques como salud en todas las tallas, alimentación intuitiva o alimentación consciente, que proponen desvincular la salud de un tamaño específico del cuerpo, promoviendo comportamientos que generen bienestar sin tener que seguir un esquema rígido de alimentación y ejercicio que al final puedan generar un efecto contrario al deseado.

¿Discrimino a través de la gordofobia?

Supongo que has experimentado temor al ver cuestionada de manera tan profunda la premisa bajo la cual has trabajado, o incluso conflictos éticos al evaluar si has estado incumpliendo el principio elemental de no maleficencia (relación beneficio/riesgo de las intervenciones en salud). Seguramente te habrás preguntado: ¿discrimino a través de la gordofobia?, ¿promuevo la cultura de la dieta?, ¿a la larga estaré afectando la salud biológica, psicológica o social de mi paciente con mi intervención?

Tal vez ya le hayas dado la vuelta a tus consultas y ahora estés utilizando otras estrategias de atención. Posiblemente ahora los objetivos que plantees con tus pacientes no están centrados en el peso y los indicadores que utilizas para evaluar el avance son más bien de tipo conductual. O quizás aún no estés tan convencido de que la obesidad no debe ser tratada como una enfermedad porque sí que tiene consecuencias negativas en la salud y aún sigas trabajando con indicadores como el IMC y la composición corporal, pero ya hayas empezado a emplear otras estrategias que no están solo centradas en el peso.

Pero para lograr resultados, en cualquiera de los abordajes, es indispensable tener tus expedientes completos, con un registro de los indicadores que evalúes en cada consulta, el diagnóstico nutricio bien identificado y la estrategia de intervención y monitoreo. Independientemente de que evalúes peso, porcentaje de grasa, conocimientos, actitudes, frecuencia de comportamientos saludables o variedad en la dieta, Nutrify tiene los apartados específicos para registrar ordenadamente la información y facilitar el logro de las metas (estén o no centradas en el peso). El software ta da la opción de registrar solamente lo que tú necesitas, y en la sección de objetivos, puedes establecer los que vayan más de acuerdo con tu visión de la problemática. Bajo un esquema tradicional, un objetivo a mediano plazo sería reducir 5-10% el peso corporal, mientras que en un esquema no centrado en el peso un objetivo podría ser aprender a reconocer niveles y tipos de hambre.

Promueve una alimentación saludable

Independientemente del paradigma desde el que decidas operar, nunca está de más recordar que la obesidad no es en ningún caso un “fallo moral” sino una condición multifactorial compleja que no está bajo el control de la voluntad de las personas. El pilar de la atención siempre debe ser el respeto, sin estigma social ni discriminación, promoviendo una alimentación saludable y una vida activa no por culpa o necesidad, sino por disfrute y bienestar.

PRUEBA NUTRIFY Y TRANSFORMA TU CONSULTA DE NUTRICION
REGISTRARME GRATIS
TE RECOMENDAMOS LOS SIGUIENTES ARTICULOS

Como hacer tus objetivos de este 2023 SMART

Continuar leyendo

5 maneras de practicar mindful eating

Continuar leyendo

3 razones para usar un software en tu consulta de nutrición

Continuar leyendo
ayuda