que dieta hacer

¿Y ahora qué dieta hago?

Lourdes Martinez

Nunca en la historia de la humanidad hemos tenido acceso a tanta información, sin embargo, estamos más confundidos que nunca.

Todos tenemos la razón y todos tenemos estudios científicos de calidad para demostrar la eficacia en cuando a dietas, estrategias de estilo de vida y ejercicio se refiere. Vemos un cuerpo perfecto en las redes sociales y pensamos que si hacemos lo que esa persona hace nos pondremos igual de delgados, marcados, fuertes y atractivos. Como si tuviéramos el mismo metabolismo, genética, disposición o habilidades. No cuestionamos nada. Somos presas fáciles ante la ola de información que consumimos todos los días porque hay cientos de testimonios que avalan que hacer ejercicio en ayunas es la bomba, o la dieta keto, o el ayuno intermitente, o los baños de agua fría, o la dieta détox, alcalina y un largo etcétera.

Lo que más llama la atención para el consumidor es crear santos y demonios. Nadie le hace caso a algo que no es controversial, por ello las redes sociales están llenas de cuentas que demonizan alimentos, macronutrientes, estilos de vida, entrenamientos o bien que los glorifican, haciendo de una particular metodología la salvación a los problemas de la humanidad cayendo fácilmente en los extremos.

Todo puede ser el demonio o la salvación. Por ejemplo, sabemos que las zanahorias son un gran alimento, ultra saludable que pensamos que todo el mundo debería comer. Si nos planteamos esta teoría desde la perspectiva de ángel o demonio, la zanahoria sería el equivalente a un alimento sagrado. Sin embargo, tengo una amiga que es alérgica a las zanahorias al grado de que se le cierra la garganta en cuestión de segundos y tiene que ser hospitalizada. ¿Tu crees que para ella la zanahoria es santo o demonio?

Otro ejemplo es Michael Phelps, quien ha sido el atleta que más medallas olímpicas ha ganado en la historia de los JO. Hay periodos de entrenamiento en los cuales debe de ingerir 8,000 Kcal por día. ¿Cómo crees que llega a cubrir sus necesidades calóricas? ¿Con alimentos reales? No. Es imposible digestivamente cubrir esa cantidad de calorías con alimentos reales. En su caso, únicamente en ese periodo de entrenamiento del año tiene que recurrir al azúcar y ultra procesados. ¿Es recomendable para todo el mundo? Por supuesto que no. ¿Es saludable? Por supuesto que no. ¿A Michael Phelps le funciona para llegar a su objetivo? Está claro que si.

Para determinar lo que es saludable o no tenemos que recordar la verdad universal.

El estado óptimo del ser humano es la homeóstasis.

Esto quiere decir, el equilibrio. Por lo tanto, cualquier cosa que nos aleje del equilibrio por un tiempo prolongado no es bueno para nuestra salud a largo plazo.

Pero, ¿Cuál es el equilibrio? ¿La dieta de Michael Phelps? ¡Por supuesto que no! Hay momentos en su entrenamiento que se tiene que salir del equilibrio ya que este abordaje alimenticio no es algo que hace todo el tiempo, más bien un par de meses al año únicamente. No come ni entrena así todo toda la temporada. Y así, como en todo, hay veces que nos tenemos que salir del equilibrio por razones atléticas, cambios en nuestras vidas, situaciones incontrolables, o por razones médicas, para reestablecer la homeóstasis en el cuerpo.

Estamos usando abordajes alimenticios exitosos en ciertos contextos terapéuticos, por tiempo limitado como la solución a todo. Solemos pensar que si tuvieron éxito en ciertos grupos poblacionales ¿Por qué no iban a funcionar en toda la población? ¿Por qué pensamos que un abordaje alimenticio que ha demostrado ser eficaz en pacientes con epilepsia, por ejemplo, lo estamos recomendando a la población en general para perder peso?

No tiene sentido si lo vemos así, pero nos gana la foto de Instagram que nos hace soñar con un cuerpo ideal.

Nos presentan estudios científicos que avalan cierto abordaje, aún sin tener conocimientos científicos lo mínimo que debemos de preguntarnos es:

¿En qué tipo de población están hechos?

Si tu eres mujer, deportista de alto rendimiento de 20 años un estudio realizado en hombres de 60 años, con diabetes, obesidad y sedentarios ¿Aplicará para ti?

Obviamente no.

Incluso en poblaciones semejantes, si juegas tenis y un tenista profesional hace determinada dieta pero ese tenista tiene 30 años y tu 50, el es hombre y tu mujer, el entrena 6 horas al día y tu una. ¿Crees que aplican las mismas estrategias?

Ya sabemos la respuesta.

Lo básico no ha dejado de ser lo importante y sigue siendo lo único que nos lleva a vivir en salud a largo plazo, comer nutritivamente, entrenar disfrutando y con intención, descansar para recuperar, pasar tiempo con nuestros seres queridos, en fin, lo de toda la vida que siempre ha funcionado y funcionará.

Nos estamos enfocando en los extremos, en la punta del iceberg porque pensamos que aquello que aún no hemos probado es lo que nos falta para llegar a nuestras metas. Por ejemplo, nos dicen que hacer cardio en ayunas quema más grasa. ¿Si pero cuanta? Muy poca, unos 60 gr de grasa por dos horas de entrenamiento. ¿Vale la pena matarse dos horas para quemar solo 60 gr de grasa? Yo pienso que no, que hay otras estrategias más amigables, fáciles de implementar y saludables para oxidar grasa que entrenar en ayunas.

En conclusión, no hay un abordaje alimenticio o de entrenamiento específico para todos, no somos talla única, cada persona es un mundo, todos tenemos objetivos diferentes, capacidades diferentes, genética diferente, estilos de vida diferentes, edades diferentes, gustos diferentes.

En la era tecnológica es muy práctico hacer acompañamientos grupales, y son eficaces en algunos contextos, no en todos. Al menos en lo que es alcanzar objetivos no.

Con estas palabras propongo alejarnos de todo aquel que afirma que su abordaje nutricional o entrenamiento es para todos, y quien no lo haga nunca llegará a su objetivo. 

Te propongo ahora mismo suspender tu eterna búsqueda de la dieta o entrenamiento ideal.

¿Quieres saber realmente cuál es la mejor dieta y entrenamiento del mundo?

¡Los que te funcionan a ti!

Si, así es, lo único que funciona es la personalización en tu plan de nutrición, entrenamiento y hábitos. Porque lo que le funciona a menganita, puede que no le funcione a fulanita.

Artículo referencia de la Homeóstasis: https://www.livescience.com/65938-homeostasis.html

PRUEBA NUTRIFY Y TRANSFORMA TU CONSULTA DE NUTRICION
REGISTRARME GRATIS
TE RECOMENDAMOS LOS SIGUIENTES ARTICULOS

Conoce los 4 pilares para la salud

Continuar leyendo

Consejos para bajar de peso | Nutrify

Continuar leyendo

¿Cuál es la mejor dieta para aumentar masa muscular?

Continuar leyendo